La cité, la ciudad y la Doutre

Vista general de la ciudad de Angers.© Municipalidad de Angers - Imagen de Stéphanie Vitard
Vista general de la ciudad de Angers.© Municipalidad de Angers - Imagen de Stéphanie Vitard

Contexto histórico

Angers se extiende en los bordes del río Maine (resultado de la confluencia de los ríos Sarthe, Mayenne y Loir).Al inicio, la ciudad se implantó en el borde derecho para aprovechar el promontorio rocoso y el estrechamiento del río pudiendo posicionarse en un sitio defensivo, al resguardo de las
crecidas.Capital del pueblo galo “los Andes”, la ciudad toma el nombre de Juliomagus (mercado de Jules) durante la Antigüedad. Para enfrentar las invasiones bárbaras, la ciudad se encierra en el siglo III, al interior de una muralla aún visible hasta hoy (el perímetro corresponde al barrio de la Cité). Bajo el reino de Luis IX (San Luis), se construyeron el actual castillo y una muralla urbana, en ambas partes del río. La muralla protege los barrios de la Doutre, en el borde derecho del río y aquellos de la Cité y de la ciudad, en el borde izquierdo hasta 1807, fecha de su destrucción.

Circuito: la Cité,la ciudad y la Doutre © PARAGRAPHE Imageurs.
Circuito: la Cité,la ciudad y la Doutre © PARAGRAPHE Imageurs.

 

La Cité, un sitio de control y de poder

En la Cité se instala en la Edad Media el barrio de la catedral y el palacio condal. Esta alberga casas canónigas y capellanes situados bajo la autoridad de la catedral hasta la revolución.

1 – El castillo
Las recientes excavaciones arqueológicas han revelado un cairn, tumba monumental de la época neolítica. Los Andes, luego los galo-romanos ocuparon estos lugares, como lo prueban los vestigios de la muralla del castillo. En el siglo IX, el poder condal se instala en el sitio con el fin de controlar el río. A inicios del siglo XIII, el imperio Plantagenet se derrumba: el rey de Francia anexa Anjou. Luis IX  erige la fortaleza militar en esquisto y toba. Esta arquitectura militar dispone de cualidades disuasivas: 17 torres, fosas, arquerías... Del castillo de condes de Anjou, subsiste una parte del aula, la sala de recepción  y la capilla Saint-Laud. En los siglos XIV y XV, el castillo se convierte en la residencia de los duques de Anjou quienes la convierten en sede de sus actividades administrativas y lugar de vida lujosa. Los duques de la casa de Valois construyen la vivienda real, la capilla y el castillete; aficionados por el arte. Luis I hace pedir la tapicería del Apocalipsis, tapiz remarcable que ilustra el contexto político e histórico de la guerra de los Cien Años a través del texto bíblico de San Juan. A fines del siglo XVI, las torres del castillo son enrasadas con la finalidad de acondicionar terrazas de artillería. De fortaleza militar, el castillo se convierte en lugar de encarcelamiento a partir del siglo XVII, luego cuartel hasta 1946, fecha en la cual el ejército la  pone a disposición de la administración de Monumentos Históricos. La tapicería se expone en un complejo museográfico, y los otros tapices del tesoro de la catedral son presentados en la vivienda real.

2 – La catedral Saint-Maurice
La catedral fue construida en uno de los extremos del barrio de la Cité.  Bóvedas de ojivas cubren el espacio de la nave única, conservada de la iglesia romana. Es el primer ejemplo de estilo gótico del Oeste, conocido también como Plantagenet. La fachada presenta un portal de estatuas y columnas decoradas con  personajes del antiguo testamento; realizadas entre 1150 y 1155. En el tímpano, el tema del Apocalipsis es interpretado por Cristo glorioso en una mandorla*, rodeada de símbolos de los cuatro evangelistas. El edificio conserva vaseras excepcionales en la nave, de las cuales la más antigua,  representa la infancia de Cristo (1165). El altar mayor a baldaquín, la tribuna de órganos y el cuerpo monumental son las piezas más notorias del mobiliario litúrgico, las tapicerías de los siglos XV al XVIII pertenecientes al tesoro, también son expuestas.

 

asas de estilo « pan-de-bois »  en el barrio de la Cité © Municipalidad de Angers - Imagen de Stéphanie Vitard.
asas de estilo « pan-de-bois » en el barrio de la Cité © Municipalidad de Angers - Imagen de Stéphanie Vitard.

La ciudad, desde la edad media a la modernidad

En la Edad Media, los barrios de la ciudad acogen establecimientos religiosos, comercios y un centro administrativo al noreste (plaza Louis-Imbach) con la instalación del “hôtel de ville” (municipalidad)  y el tribunal de primera instancia a partir del siglo XVI. Durante esta época se conoció un importante desarrollo de la actividad portuaria. Desde el fin del Segundo Imperio, se iniciaron los grandes trabajos de urbanismo “haussmaniano”*, alrededor de la plaza de Ralliement.

3 – La abadía de Todos los Santos –La galería David de Angers.
La iglesia es testimonio de la construcción medieval de la abadía. La bóveda en forma semi-esférica del siglo XIII, calificada como excepcional, se derrumba en 1815. Mientras tanto, los edificios conventuales son reconstruidos en el siglo XVII cuando los canónigos de San Agustín adoptan la reforma de Santa Genoveva. La escalera de honor y el refectorio ilustran este período clásico.  Estos aún pueden ser apreciados en la actual biblioteca municipal.
La iglesia, restaurada en 1984, alberga las esculturas del artista David de Angers bajo una cobertura de vidrio (realización audaz de Pierre Prunet, arquitecto  principal de los Monumentos Históricos.)

 

Vista del claustro y la iglesia de Todos los Santos © Museos de Angers – Imagen de Pierre David.
Vista del claustro y la iglesia de Todos los Santos © Museos de Angers – Imagen de Pierre David.

4 – La mansión Barrault – el museo de Bellas Artes.
Olivier Barrault, servidor del rey, tesorero de Bretaña y alcalde de Angers, se hace construir una vasta mansión, entre patio y jardín, desde 1486 hasta 1493. Este hotel particular, realizado en toba, está compuesto de dos cuerpos de mansión articulados alrededor de una torre escalonada en espiral. En el patio de honor subsiste una galería con bóvedas finas y elegantes del período flamígero. El tamaño del edificio, la calidad de su construcción y su decoración, muestran su carácter excepcional. La instalación del gran seminario, desde fines del siglo XVII, luego el museo de Bellas Artes en 1796, han generado importantes modificaciones. Restaurado entre 1999 y 2004 para la redistribución de colecciones del museo, el conjunto está  complementado actualmente por extensiones contemporáneas para responder a las necesidades museográficas.

5 – La Colegiata San Martín
Durante el siglo V, se edifica una pequeña basílica en los suburbios de Angers. Esta iglesia, ampliada en varias ocasiones, durante la época merovingia, se transforma en lugar de inhumación. La reconstrucción del siglo X comprende los célebres arcos de la torre del campanario, donde se alternaron ladrillo y toba. Más tarde, el conde Foulque Nerra (987 – 1040) restaura la iglesia e instala una comunidad de trece canónigos.
El coro, ampliado durante la segunda mitad del siglo XII, adopta el estilo gótico angevino. El rey Renato contribuye a la evolución de la colegiata: a él se debe la vasta decoración del revestimiento del brazo del transepto.
Después de la revolución, el edificio se convierte en local de venta de madera, depósito de tabaco, luego capilla. Desde 1986 hasta 2006, una paciente rehabilitación ha puesto en valor la historia arquitectural del monumento, donde se ha colocado un conjunto de esculturas.

Cúpula de la sala, pintada por Jules-Eugène Lenepveu, sobre el tema de los cuatro Elementos. © Municipalidad de Angers.Imagen de Patrice Campion.
Cúpula de la sala, pintada por Jules-Eugène Lenepveu, sobre el tema de los cuatro Elementos. © Municipalidad de Angers.Imagen de Patrice Campion.

6 – El Gran Teatro
El Gran Teatro de Angers fue construido en la plaza de Ralliement, entre 1867 y 1871, por los arquitectos Alphonse Botrel, luego Auguste Magne, en pleno corazón de la renovación haussmaniana. La fachada, de estilo ecléctico, se ve articulada alrededor de un salidizo central con columnas superpuestas  y ritmada por 4 estatuas que representan la Poesía lírica, la Tragedia, la Comedia y la Música.
Conforme a las características de los teatros de la época, este comprende un vestíbulo, la gran sala de recepción, finamente decorada de forma lujosa, tratada a la manera de salas de espectáculos, el escenario, los camerinos y la maquinaria.
La sala de espectáculos, en forma de “herradura” de inspiración italiana, presenta balcones abiertos a la francesa. Una vasta pintura en el techo, sobre el tema de 4 elementos, decora la cúpula. Es la obra de Jules-Eugène Lenepveu, autor de la cúpula del palacio Garnier en París. Una importante restauración fue iniciada entre 1992 y 1994, permitiendo la creación de una sala de exposiciones.

7 – La casa de Adán
La casa de Adán es la casa más excepcional en estilo “pan-de-bois” que aún subsiste en Angers. Construida a fines del siglo XV, al costado de la cabecera de la catedral, esta se distingue por sus importantes dimensiones y su vasta decoración esculpida. Su sabia estructura demuestra el conocimiento de carpinteros y muestra la riqueza de su propietario, un boticario.
La iconografía oscila entre las escenas profanas o fantásticas y otras religiosas. Los músicos, los centauros, la Virgen y el ángel de la Anunciación animan la casa. Estos se encuentran a ambos lados del árbol de la vida situado en el poste del primer piso, donde figuran Adán y Eva.

 

La Doutre, una villa monástica del "Outre-maine"

El barrio de la Doutre, se constituye tardíamente en el siglo XI, alrededor de la abadía Nuestra Señora de la Caridad (abadía del Ronceray). Tiene un desarrollo económico gracias a las actividades vinculadas al puerto: curtiembre, pesquerías, transporte en barco...situadas al sur del barrio. Al noroeste, en una zona más campestre, la nobleza angevina de los siglos XV y XVI construye sus residencias : hotel de Andigné, Grandet de la Plesse, Du Guesclin.

8 – La abadía del Ronceray.
Fue fundada en 1028 por el conde de Anjou Foulque Nerra para acoger las moniales sometidas a la regla de San Benito. Está dirigida por una abadesa que se encuentra entre las personalidades más influyentes de la región con las de la abadía de Fontevraud. Ciertas modificaciones fueron realizadas durante el siglo XVII, pero la nave conserva su bóveda semiesférica  (entre 1060-1080) apuntalada por los soportes perpendiculares de sus lados colaterales. Algunos restos de policromía subsisten sobre los arcos y algunos capiteles. Ahora la abadía acoge exposiciones y los antiguos edificios comunitarios son ocupados por la Escuela Nacional
Superior de Artes y Oficios. Contigua a la abadía, la iglesia de la Trinidad, reconstruida en el siglo XII, presenta un ejemplo de inicios de la arquitectura gótica angevina.

 

9 – El hotel de Penitentes
El logis de la Bóveda fue construido a fines del siglo XV por los benedictinos de la Abadía de San Nicolas para servir de refugio al interior del centro urbano. Durante la contrarreforma*, una comunidad de damas penitentes  se instala y acoge mujeres de “mala vida” que están arrepentidas. Este monumento presenta un cuerpo de logis de estilo gótico flamígero de fines del siglo XV y un segundo del primer Renacimiento, como lo ilustra el personaje del medallón. La entrada original asciende por un camino de ronda y está rodeada por dos torrecillas. Actualmente este hotel particular acoge exposiciones y recepciones.

 

10 – Hospital San Jean – Museo Jean Lurçat.
Hacia 1180, se funda un gran hospital dedicado a San Juan el Evangelista, durante la instigación de Henri II Plantagenet a proximidad del río Maine.  Éste constituye uno de los ejemplos más antiguos de la arquitectura en hospitales de Francia y una realización mayor del estilo gótico angevino. Este establecimiento destinado a acoger pobres y enfermos, vivió gracias a los dones, las rentas y los peajes del Gran Puente...De este conjunto, fueron conservados la sala de enfermos, el claustro, la capilla, la bodega y los graneros. La sala grande de enfermos está cubierta de bóvedas angevinas por dos filas de columnas que dividen el espacio en tres naves.
Desde 1968, esta soberbia sala acoge la tapicería “le Chant du monde” de Jean Lurçat, un “Apocalipsis” en tiempos modernos.


*Contrarreforma: movimiento de reforma de la iglesia católica iniciada en reacción contra el Protestantismo a fines del siglo XVI.
Canónigo: dignitario eclesiástico que habita en la catedral.
Mandorla: figura oval en forma de almendra donde aparece Cristo en majestad.
Haussmanismo: proyecto de urbanismo a gran escala que reglamenta las construcciones y el desarrollo de redes. Inspirado de realizaciones parisinas bajo el Segundo Imperio por el prefecto Haussmann.

 


Daniel Prigent, Arqueólogo departamental de Maine y Loira.
Stéphanie Vitard, Responsable del servicio educativo Angers, Ciudad de arte e historia.

Traducido por:
Corali Quiñones Prado, estudiante de Maáter en
Cultura, Patrimonio y Turismo.

 

2010